¡¿Qué mejor prueba de la existencia habrá?!

que mi suerte de estar viviendo sin verte y muriendo en tu presencia.